Login no longer required.



SUBUD LINKS:

What is Subud? the comprehensive guide What is Subud?
the comprehensive guide

World Events
thanks to Subud World News

Subud World News

Ibu Rahayu's Talks

Subud Library

Translate page






YUM in Aceh y Kalimantán

PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA CON OLVIA REKSODIPOETRO

Olvia Reksodipoetro es la presidenta de Yayasan Usaha Mulia (YUM), una fundación en Indonesia que incluye muchos proyectos socuales. Es uno de los esfuerzos humanitarios de Subud, más antiguos y exitosos.  En la Primera Parte de esta serie de dos, Olvia habla sobre el trabajo de YUM en el área de Aceh en Sumatra golpeada por el tsunami y de los proyectos de YUM en Kalimatán Central, Borneo…

Olvia: Vine a Indonesia en 1974. Antes de eso viví la mayor parte del tiempo en París. Trabajé en París durante diez años, principalmente en el mundo de la moda. Y cuando llegué a Indonesia pensé estarme solo dos meses en Wisma Subud pero entonces, en unos diez días logré un trabajo para la ONU. Así que trabajé para la ONU por cinco años, y entonces, después de eso en el sector privado. Mientras estaba trabajando para la ONU conocí a mi esposo y en 1998 establecí mi propia compañía.

Harris: ¿Qué estaba haciendo la compañía?

Olvia

Olvia: Consultando. Estábamos haciendo muchos proyectos legales para el Banco Mundial, también para el FMI, haciendo investigación y entrenamiento. También estábamos haciendo muchas traducciones para la UNICEF. Entonces mi esposo fue enviado a Noruega como embajador, y cerré la compañía. Me sentí mucho más interesada en el trabajo social. Ya había hecho alguno mientras trabajaba con la ONU. Y debido a que mi salario ya no era realmente necesario después de Noruega, decidí cerrar la compañía y concentrarme en el trabajo social. Y cerca de dos meses después de regresar de Noruega me pidieron fuera la Presidente de YUM. En ese momento YUM necesitaba de mucha ayuda, así que era muy desafiante.

Harris: ¿En qué año fue eso?

Olvia: 2005. Y fue muy desafiante, pero afortunadamente había un buen equipo. Me dieron carta blanca para seleccionar al resto de los miembros de la junta. Y también un amigo me preguntó. “¿Cuánto necesitas para poner a YUM a tus pies?” y así pude contratar a un contador y a un Director Ejecutivo y comprar dos computadoras. Nosotros pudimos de inmediato auditar nuestra contabilidad, y tuve que cerrar varios proyectos. Por ejemplo, dos de nuestras clínicas estaban operando sin licencia y sin médico.

Cuando me hice cargo, lo principal para mí fue establecer una sólida organización, con prácticas sólidas, y contacté a la Fundación Ford, porque había oído que ellos ayudaron a las ONGs a ser responsables y transparentes. Así que los contacté y ellos nos remitieron a otra organización, que está  totalmente financiada por George Soros, la Fundación de la Sociedad Abierta. Y ellos nos ayudaron.

Trabajamos con ellos durante dos días para valorar todos los aspectos de la organización que necesitaban mejorarse, y eran todos, cada aspecto.La único que estaba claro era nuestra misión y visión, para ayudar a los pobres de todas las maneras posibles, sin distinción de género, religión o etnia.Y a partir de eso hemos tenido una guía de trabajo de lo que se necesitaba para que la organización tuviera una sólida base. Así que trabajamos en eso y ahora está todo en orden. Pero había un montón de trabajo que hacer para llegar a ese punto. Y también, por supuesto, alquilar nuevo personal que pudiera manejar adecuadamente la contabilidad y adecuadamente el resto de las cosas.

Harris: ¿Cómo comenzó el trabajo en Aceh?

Nuevo equipamiento de escuela en Kalimantán Central financiado por Barclays

Olvia: A través de Murray Clapham, fuimos contactados por una muy grande organización japonesa, el Consejo Nacional de Japón para el Bienestar Social. Ellos tenían mucho dinero para los países que habían sido afectados por el tsunami, y querían un Proyecto en Aceh.

Por lo que el Director nos pagó una visita, y luego fue a Aceh, y cuando regresó dijo, “Comienzas el mes próximo a construir un centro comunitario y te estamos enviando enseguida 7 millones de Yen y de esos 1 millón serán para la propia YUM, para su oficina central.”

El proyecto era por cinco años, y luego del primer año algunos funcionarios de alto nivel vinieron a chequear que estaba pasando, y se quedaron tan complacidos que doblaron el presupuesto. Y así este proyecto continuó por otros cinco años, y solo se cerró el pasado año. Los últimos tres años se usaron realmente para entrenar a la gente local para asumir lo que estabamos haciendo. Al principio estábamos rentando una de las pocas casas que allí habían quedado en pie, pero el año anterior al cierre, construimos un centro comunitario que fue entregado a la comunidad.

Harris: ¿Qué tipo de servicios pudieron suministrar?

Olvia: Alivio de trauma en diferentes formas. Para los niños a través del deporte, actividades de dibujo, fisioterapia. También microcrédito para gente que lo ha perdido todo pero tiene la experiencia de haber tenido un pequeño negocio. Y el otorgamiento de becas para los niños. También abrimos una pequeña biblioteca, un centro de cuidado para niños pequeños, para que las madres tengan tiempo de ganar dinero o tener otras actividades. E igualmente el entrenamiento de otros trabajadores sociales.

El administrador del proyecto era muy bueno en trabajo en redes, por lo que también logramos proyectos con ILO. Este fue realmente un proyecto muy bueno, y querían que nos quedáramos, pero no había más financiamiento. Sin embargo, han sido unos muy randes cicno años.

El Consejo Nacional de Japón para el Bienestar Social, que es una organización paragua, emplea a millón y medio de personas, y normalmente no hacen proyectos fuera de Japón. Pero en ese momento del tsunami tenían 4,500 hogares de retiro y el Director me dijo que ellos reciben mucho dinero de la gente que se encuentra en esos hogares de retiro, algunos de ellos muy ricos. Por lo que tenían mucho dinero para asistir proyectos en los países más afectados por el tsunami del 2004.

Así, cuando fui con el Director a la inauguración del centro comunitario que construimos, el que ellos estaban dejando como legado, hablé con él sobre Kalimantán, y dijo que tendría un poco de financiamiento para nosotros.

Él estuvo particularmente interesado en mantener viva la cultura local. Y fue por eso que discutimos con él esta idea de hacer libros para niños con historias Dayak locales, que trataran con la cultura local. Y estoy tan contento por estar cooperando con ustedes y la escuela BCU en esto.

Y además de ese proyecto, a través de algún milagro también logramos un proyecto grande de Barclays Capital, para Kalimantán, donde ahora asistimos a escuelas locales. Hemos hecho una encuesta y el 40% de los niños no podían comprar los libros de la escuela, que es un problema importante, porque no pueden hacer la tarea sin esos libros. Otro problema es que los maestros no tenían material de referencia. Parte del financiamiento también era para BCU, para entrenar a los maestros locales, y para nosotros, para establecer una biblioteca para niños en el área. Y esto ha estado funcionando durante tres años.

También comenzamos un telecentro con su financiamiento, dodne pudimos entrenara la gente joven en cómo usar las computadoras. Y ahora que tenemos al fin un buen acceso a internet, ellos también aprenden cómo usar Internet para el trabajo y la investigación en la escuela. Y en este momento también tenemos 100 niños que vienen  para recibir lecciones de inglés en la biblioteca. Ellos tienen un muy fuerte deseo de aprender y mejorar su inglés.

Y además de eso unos amigos en Alemania nos preguntaron si estábamos interesados en solicitar ayuda al gobierno alemán para un proyecto. Un problema clave en Kalimantán era la malaria. Trabajamos con nuestros amigos alemanes durante dos años en el propósito de atender el prolema de la malaria y ahora estamos en nuetsro último año de ese proyecto. Esto también estuvo muy bien.

Seguimos la implementación de la guía del Fondo Global y el Ministerio de Salud. Y mientras que hubo más de 900 personas que dieron positivo a la malaria hace dos años, ahora cada mes los registros de la clínica local de salud

muestran que solo una o dos personas están infestadas y normalmente es gente que fue a la selva, fuera del área que estábanos serviciando.

Harris: ¿Es acaso cómo un programa de erradicación, cuando tratas de erradicar los mosquitos?

Olvia: Si. Es realmente un programa detallado; la distribución de los mosquiteros fue uno de los componentes claves, porque usamos el tipo que se impregna con un quimical que mata a los mosquitos instantáneamente, aun en un radio de unos 100 metros.

Harris: ¿De verdad? Es muy poderoso

Olvia: Si, muy poderoso, es de Japón y otra marca que usamos es de Alemania.

También rociamos las casas porque para la malaria se necesita rociar dos veces al año. Se rocian las paredes con larvicida, donde las larvas son pegajosas, y también mata las larvas en todas las lagunas del área. E hicimos un buen trabajo en educación sanitaria, porque la gente no sabía que era la malaria la que los estaba efectando. Ellos pensaban, OK, tenemos fiebre así que salimos y compramos alguna aspirina o panadol y por supuesto no se curaban.

Equpo de erradicación de la malaria. A la derecha: La malaria cayó de un pico de 976 casos en 1998, antes de que comenzara el programa de YUM, hasta solo 7 casos en el 2011

Afortunadamente, este tipo de malaria no es del tipo que mata casi instantáneamente, pero es debilitante y por lo tanto la gente no puede trabajar. Los niños pierden las clases debido a ello y no pueden recuperarse totalmente. Quiero decir que la adquieren varias veces. Pueden adquirirla dos veces al año.

Tuvimos una evaluación externa de nuestro proyecto del Ministerio de Salud en Yakarta. Tres de ellos vinieron aquí; uno era entomólogo, quien con la ayuda de alguna gente local estubo capturando mosquitos durante tres noches seguidas. Ellos trajeron de regreso los moquitos para analizarlos en sus laboratorios en Yakarta. No se encontró trozo de malaria alguna.

También había un experto en malariometría quien tomó muestras de sangre de 150 niños y de nuevo no más trazas de malaria. Y siempre había un médico allí. Toda las pruebas confirmaron que la malaria ya no estaba activa en esa área.

 

Harris: ¿Qué ;area es esa?

Olvia: Es Bukit Batu, un subdistrito del cual Rungan Sari es parte. Hemos estado trabajando en seis aldeas de siete, porque la séptima es de muy difícil acceso. Por lo que no trabajamos allí, solo en las otras seis aldeas donde calculamos  habitan cerca de 11,000 personas.

Harris: 11,000 personas. ¡wow!

Olvia: La educación sanitaria comunitaria es una gran parte de ello, y nuestro personal asiste a todas las reuniones de Pasyadu en la oficina de servicio sanitario, 16 cada mes, por lo que están en contacto con cientos de mujeres cada mes. Y explicamos una y otra vez la importancia de tener mosquiteros sobre sus camas, como forma de prevenir ser picado por los mosquitos. Y es así que ahora ellos entienden y ha funcionado bien. Y esperamos que la malaria no regrese, pero nunca se puede estar seguro.

Harris: Pero afortunadamente, El Fondo Global ha comenzado a estar activo en Kalimantán aunque aun no en nuestra área porque ya no hay malaria allí por el momento. Por lo que están comenzando con las áreas más endémicas, y esperamos que mediante el trabajo en esas áreas eso ayude a que no se reanude el problema de la malaria.

Olvia: es una mezcla de diferentes donates, USAID, la Fundación Gates y algunos gobiernos.

Harris: ¿Y concentran su atención en programas de salud?

Olvia: Si. Así que hay un Fondo Global para la malaria, para la tuberculosis y el SIDA. Por lo que hay cerca de ocho proyectos para Kalimantán y Sulawesi, si no me equivoco, y se están gastando diez millones de dólares. Esto significa que no es un prqueño proyecto como el nuestro, porque van a manejar un área enorme.

Proyecto de agricultura sostenible en Kalimantán Central.

Y ahora a nuestro personak se les está solicitandi unirse a las reuniones, para explicar a los otros subdistritos cómo lo hicimos, a fin de que sigan lo que hemos estado haciendo, dado el éxito que se ha logrado. Así que estos son los proyectos principales que hemos hecho en Kalimantán.

Harris: ¿Y sobre la agricultura?

Olvia: Eso es algo que comenzamos el pasado año. YUM tuvo un gran lugar cerca de Yakarta que ha sido un problema durante largo tiempo, por lo que acordamos venderlo y en su lugar invertir en tierra aquí en Kalimantán, porque un problema agudo aquí es la escasez de alimentos. La mayoría de los vegetales se traen ya sea de Java o del Sur de Kalimantán. Pero debido a la degradación del suelo, después que gran parte de los bosques han estado sujetos a la deforestación, gran parte del suelo en Kalimantán Central se ha convertido en arena. Solo hay unos pocos lugares donde el suelo es fértil; la mayoría ya no lo es.

Resultado de esto es que la gente no puede cultivar vegetales, y quienes lo intentan tienen que gastar mucho dinero usando quimicales y ni así logran buenos resultados

Por lo que hemos comprado dos lotes de terreno; uno tiene suelo fértil, el otro era suelo arenoso, y estamos probando e investigando métodos simples para que la gente en la comunidad los adopte a fin de restablecer el suelo, usando compost natural, carbón vegetal y otras cosas. Estamos preparando una parcela demostrativa, cultivando diferentes tipos de vegetales y también plantas medicinales. Así que una vez que recibamos el financiamiento, que esperamos sea con el gobierno alemán; hemos estado discutiendo esto con ellos durante año y medio. Entonces enseñaremos a la gente en las comunidades cómo hacer un huerto casero. Y la idea es que en este huerto casero se cultiven distintos tipos de legumbres y que eso los ayude a mejorar su nutrición.

Sabemos que nhay mucho mal y sub-nutrición, porque allí los vegetales  son mucho más caros que, por ejemplo, en Yakarta, debido a que hay que comprarlos de muy lejos. El nivel de vida es muy bajo, porque aquí no hay negocios ni grandes industrias. Así que la gente sencillamente sobrevive a duras penas. Ellos tiene que gastar mucho solo para alimentarse y ni siquera así se alimentan adecuadamente.

Así que esperamos que a través de estos huertos sean capaces de alimentarse apropiadamente, de cuidar de sus propios alimentos básicos, pero también, para aquellos que tienen más tierra, más tarde puedan ganar más a través de la venta de sus cosechas.

Bblioteca comunitaria. Dándole a la gente pobre acceso a la educación.

Harris: ¿Qué tamaño de tierra tienen actualmente; tanto la buena como la mala?

Olvia: De tierra buena, tenemos dos hectáreas, de tierra mala, creo que tenemos 13 hectáreas.

Harris: OK, 15 en total. ¿Está situada en el kilómetro 13 de la carretera a Rungan Sari?

Olvia: La buena está en el kilómetro 30; la mala en el 37. Pero estas son lugares muy importantes, ambos, porque están a lo largo de la Carretera Trans- Kalimantán. Así que finalmente esperamos mudar nuestra oficina y biblioteca para allí.

Como parte de nuestros planes a largo plazo esperamos construir un centro vocacional d eentrenamiento porque, nuevamente, un gran problema aquí es que poca gente tiene habilidades, lo que hace muy difícil para ellos la solicitud de préstamos de microcrédito, porque no sabrían que hacer con el dinero.

Las grandes compañías de aceite de palma normalmente traen a sus trabajadores de Java. Ellos no emplean a mucha gente local. Por lo que estamos esperando hacer una encuesta para averiguar cuales son las necesidades de estas grandes copañias en Kalimantán Central y de ahí ajustar nuestros entrenamientos a esas necesidades. Ya hemos identificado un número de necesidades, pero esperamos identificar más,

Un problema en Kalimantán es encontrar buen personal. Es muy difícil porque no hay mucha gente con calificaciones, y si tienen calificaciones prefieren trabajar en Palangkaraya en lugar de venir a nuestros proyectos, a 36 kilómetros de Palangkaraya, sin bus, sin transporte público. Así que llueva o brille el sol tienen que venir en motocicleta. El humo es también un problema; hay humo a veces, eso dificulta moverse. Así que no es fácil encontrar personal local.

Y hemos tratado de traer personal de Java, con muy poco éxito, porque en primer lugar, tenemos que pagarles más, porque están trabajando fuera de Java y lejos de sus familias. Y entonces en realidad no se adaptan bien. Es demasiado remoto para ellos; no pueden ir de compras, no pueden ir al cine, y tampoco hay vida nocturna.

No ha sido fácil encontrar personal local, especialmente para la malaria, porque la Universidad de Palangkaraya no tiene facultad de medicina. Así que hemos tenido que trabajar con el personal del sector del Ministerio de Salud en Palangkaraya, porque no pudimos encontrar a nadie calificado para este trabajo para nosotros.

Por esa razón nos asociamos con instituciones gubernamentales y una parte de su personal trabajó a tiempo parcial para nosotros asistiéndonos en nuestro proyecto, porque al menos ellos tienen cierto conocimiento médico y además  conocimiento local.

En la segunda parte de esta entrevista Olvia habla sobre cómo YUM logró comenzae y sobre sus proyectos en Java. Ara averiguar ,ás sobre YUM y para donar a su trabajo, vaya a www.yumindonesia.org

Centro Comunitario de Aceh. Construido por YUM, entregado a la comunidad