Login no longer required.



SUBUD LINKS:

What is Subud? the comprehensive guide What is Subud?
the comprehensive guide

World Events
thanks to Subud World News

Subud World News

Ibu Rahayu's Talks

Subud Library

Translate page






YUM EN JAVA SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA CON OLIVIA REKSODIPOETRO

Olvia Reksodipoetro es la presidenta de Yayasan Usaha Mulia (YUM) uno de los proyectos sociales de Subud más antiguos, que trabajan en varias partes de Indonesia. Aquí está la segunda parte de su entrevista con Harris Smart...

Olvia

Harris: En la última entrevista me contaste sobre los proyectos de YUM en Aceh y Kalimantán. ¿Pudiéramos retroceder ahora y hablar sobre cómo comenzó YUM y qué proyectos están haciendo en Java?

Olvia: Bueno, realmente YUM fue legalmente establecida en 1976. Había un sacerdote, el Padre Wilbert Verheyen, que estaba haciendo algún trabajo con la Hermana Rina Ruigrok y otro Ibrohim Wesells, todos de Holanda. Estaban haciendo trabajo social y entonces se hicieron miembros Subud. Por lo que Bapak recomendó el establecimiento de la Yayasan.

Harris: ¿Así que la semilla de YUM fueron estas tres personas?

Olvia: Si, y Sharifin Gardiner fue uno de los Directores y Murray Clapham el Tesorero durante un número de años. Así que fue una mezcla de indonesios y extranjeros residentes en Indonesia quienes la establecieron.

Y funcionó de forma excelente durante 10,15 años. He encontrado en viejos archivos que, por ejemplo, en 1985, tenían cinco clínicas. Estaban dando servicio a casi 100,000 pacientes al año. Igualmente estaban ayudando a más de 1,000 niños con becas. Estaban haciendo un trabajo fantástico.

Harris: ¿Aun funcionan algunos de los proyectos que YUM ha mantenido durante años? Había un hospital para tuberculosos, ¿cierto?

Olvia: Estaba en Cipanas en colinas a unas pocas horas conduciendo desde Yakarta que es aun un área con muy alta tuberculosis. Indonesia es el lugar más afectado por tuberculosis del mundo. Por lo que había una clínica en Cipanas, donde trataban a la gente, pero hubo que cerrarla porque había estado operando sin licencia y sin un médico. No tuvieron financiamiento. Por eso lo único que tenían era Aspirina, Panadol, esta clase de cosas. Y no se necesitó más porque ahora hay cuatro o cinco clínicas diferentes allí.

YUM también comenzó un orfanato en Cipanas conocido como La Aldea de los Niños. Lo que nos dimos cuenta cuando el hospital estaba operando fue que debido a que no todos sobrevivían, había muchos huérfanos. Y permaneció como orfanato hasta el pasado año, porque ahora el Ministerio de Asuntos Sociales, UNICEF y Salven a los Niños están todos diciendo que deberíamos cuidar de los niños, pero dentro de sus propias familias.

Se hizo una gran encuesta de 500 huérfanos y solo el 5% de los niños había perdido a ambos padres. Quizás otro 20 o 30% había perdido a un progenitor. Pero la gran mayoría que permanecía en esos llamados orfanatos eran niños que venían de familias muy pobres, que no podían enfrentar alimentarlos, mucho menos ponerlos en la escuela. Así tuvimos un número de estos durante años en el orfanato; eran los únicos que lograron una educación en esas familias.

Debido a este estudio UNICEF y Salven a los Niños y otras grandes organizaciones estaban diciendo. “cuiden a los niños en sus propios hogares”, ya no podemos encontrar financiamiento para mantener a 50 niños. Por lo que tuvimos que devolver la mayoría a sus familias, después de hablar con cada familia y con los mismos niños.

Proyecto de agricultura sostenible en Kalimantán Central.

Al final solo nos quedaron ocho que en realidad no podían ser cuidados por sus familias y ya casi habían terminado sus estudios, o sea, que solo les faltaban unos pocos años. Pero los otros fueron devueltos a sus familias y el gobierno nos dio financiamiento para cuidar de éstos.

De hecho los fondos son directamente enviados a los niños; ellos tienen que abrir una cuenta especial, y el Ministerio de Salud nos ha prestado tres trabajadores sociales para visitar a los niños regularmente y hablar con sus familiares a fin de asegurar que los niños se mantengan en la escuela.

Harris: Y también hay entrenamiento vocacional, ¿no era en Cipanas?

Olvia: Si. Ahora hemos expandido mucho nuestras actividades en Cipanas. En lugar de ser un orfanato para solo 50 niños, ahora nuestra biblioteca está abierta y tenemos 1,000 visitantes mensuales, porque todos estos chicos del  vecindario vienen. Ellos no tienen a donde ir. Así, tenemos un campo de juego. También tenemos un maestro que viene cada tarde para ayudarlos con sus tareas.

Aquellos que lo desean pueden aprender música y los domingos vienen a practicar aerobios. ¡Es tan atractivo! 50 pequeños vienen a hacer aerobios los domingos por la mañana. Y luego nos ayudan a limpiar el terreno, en caso de que hubiera papeles o botellas vacías. Y entonces, como recompensa, toman algo de leche. Recibimos leche gratis de la Nestlé.

Y también hemos establecido un centro de entrenamiento vocacional, porque como en cualquier lugar de Indonesia, es muy difícil para la gente joven encontrar trabajo aquí. Por lo que cuando terminan el bachillerato o la escuela técnica, necesitan añadir habilidades con objeto de tener una mejor oportunidad para encontrar empleo.

Por eso tenemos un número de clases de computación. Creo que son 16 cada mes para diferentes niveles; lo mismo para el inglés. También tenemos una clase de búsqueda de empleo y trabajamos con la Escuela de Hospitalidad y Turismo para mejorar el inglés de algunos de sus estudiantes, los preparamos para trabajar en el mundo.

 

Bblioteca comunitaria. Dándole a la gente pobre acceso a la educación.

Tenemos también una clase de costura, y el pasado año establecimos un taller de costura para suministrar empleo a mujeres locales, y ahora tenemos ordenes de la escuela Internacional, JIS, para hacer 700 carpetas de materiales reciclados. Así que le compramos el material reciclado a  los carroñeros*, y entonces compramos máquinas de coser especiales, lo suficientemente fuertes para procesar estos materiales reciclados. Y así las damas están cociendo estas carpetas y haciendo bolsos y otros productos.

*Nota del traductor: he traducido literalmente el termino scavengers como carroñeros. Se refiere a esas personas que en nuestros países tercermundistas buscan su sustento diario en los vertederos de basura, buscando cartón madera, plásticos, metal, etc., todo lo que pueda servir o ser vendido. En mi país se les llama buzos.

Y tenemos una granja orgánica allí. Realmente se comenzó hace tres años. La idea fue que ya que teníamos más y más dificultades para encontrar financiamiento para el orfanato, debíamos cultivar nuestros propios vegetales, pero en realidad solo se hizo en una escala muy pequeña durante los dos primeros años. Fue solo a principios del pasado año con el nuevo administrador de proyecto que las cosas comenzaron realmente a desarrollarse. Tuvimos un excelente voluntario que nos ayudó y ahora esto está trabajando muy bien.

Cada dos semanas estamos invitados a vender nuestros vegetales a la Escuela Internacional. Ellos tienen un mercado agrario. Vendemos nuestros vegetales y además nuestros bolsos y todo lo que producimos, en la Escuela Internacional. Así que esto está funcionando muy bien.

Algo que debemos mencionar es que tenemos una muy buena relación con AUSAID, las ramas voluntarias de la agencia australiana de ayuda. Por lo que recibimos un buen número de voluntarios australianos por un año o más y en general ellos son en extremo útiles. Por eso solicitamos voluntarios para actividades específicas. El mes próximo recibiremos dos para Cipanas; uno para ayudarnos con la venta de nuestra producción orgánica, el otro para ayudarnos a transformar la biblioteca en un centro de información.

Otro problema importante aquí en Indonesia, es que el gobierno tiene programas para la gente pobre, pero nadie sabe cómo acceder a ellos. Así que como tenemos una buena red y buenas relaciones con las diferentes instituciones del gobierno en el área, lo que planeamos hacer es poner a la gente en contacto con estos programas. Ellos pueden conocer que programas están disponibles, y entonces ponemos a la gente en contacto con estas diferentes instituciones, a fin de que puedan acceder a sus programas.

Harris: También había un hospital de tuberculosis en Pamulang, ¿Cierto? ¿Aun está allí?

Olvia: No. Ese fue el terreno que vendimos, dos y media hectáreas que tenían montones de problemas. Si, tuvimos que venderlo. No hubo modo de restablecer el proyecto allí. Ha estado abandonado por unos 10 o 12 años.

Harris: ¿Hay muchos otros proyectos de los que no hemos hablado?

Olvia: Si, becas. También tenemos dos preescolares en Yakarta. De nuevo, estas no estaban funcionando adecuadamente en ese tiempo en que pasé a ser Presidente. No se podía confiar en el personal; estábamos alquilados.

Así que lo primero que hice fue cambiar el personal por otro que fuera confiable. Y debido a que estábamos alquilados siempre teníamos que encontrar financiamiento para eso y para pagar al personal. Y es frecuente el problema con los donantes que no entienden que no solo necesitamos equipamiento, edificio y muebles, sino que también necesitamos cubrir los costos de funcionamiento tales como el de personal. Y si no podemos encontrar financiamiento para los costos de funcionamiento, entonces el proyecto no puede continuar,

Y también esas preescolares estaban sirviendo a los hijos de los carroñeros en el área. Había tres vertederos en el área, pero entonces, en la enorme inundación de Yakarta del 2008, los carroñeros fueron desplazados. El terreno que estaban usando fue inundado totalmente y los propietarios decidieron recuperarlo y construir un supermercado. Así que ya no están allí y no estamos más en esa área.

Y debido a que tenemos tanta dificultad financiando los costos de funcionamiento, decidimos cerrar estos preescolares, pero continuamos ayudando a los niños a través de becas, para cubrir su educación, tanto como sea posible. Lo que esperamos es que una vez que un patrocinador comience a patrocinar a un niño, ese niño continuará siendo patrocinado hasta que termine sus estudios, porque es inútil ayudar a un niño durante uno, dos, tres años y entonces que no continúe, porque el niño no puede lograr trabajo alguno; no se puede hacer nada sin una educación adecuada.

Harris: ¿O sea, que tratan de ayudarlo hasta que termine el bachillerato?

Olvia: Si, al menos hasta el fin del bachillerato. Hay un número de grandes compañías hoy en día que ofrecen becas para la universidad para familias pobres. Y así, a través de la Fundación Muhammad Subuh (MSF), también logramos algún financiamiento para ayudar a algunos jóvenes a ir a la universidad. También esperamos que una vez que los niños que estamos patrocinando alcancen esa edad, podamos ayudarlos a conectarse con estas grandes compañías. Si son lo suficientemente brillantes para continuar en la universidad, entonces tienen la posibilidad de hacerlo.

Harris: ¿Mencionaste que hay actualmente problema para encontrar financiamiento?

Olvia: Si, bien, con todos los problemas en el mundo tales como la crisis financiera en los países desarrollados, es más difícil atraer financiamiento.

La semana pasada me estaba reuniendo con un donante australiano. A él le gustaría establecer un preescolar en Cipanas, porque hay una necesidad. No hay preescolar para la gente pobre en el área, y también porque el mismo tiene mucha dificultad para atraer financiamiento. Por lo que quiere como un proyecto bandera que pueda mostrar a potenciales donantes, sus amigos, OK, este es el tipo de proyecto que nuestra organización patrocina.

Harris: ¿Es el financiamiento de miembros Subud aun significativo?

Olvia: Si, es solo una pequeña porción del financiamiento que necesitamos, pero aun es muy útil. Pero debido a que hemos crecido mucho, nuestro presupuesto está en el rango de $400,000 al año. Así que lo que obtenemos a través de varias organizaciones Subud o individuales es quizás un quinto de eso.

Harris: O sea, aun significativo.

Olvia: Si, pero es por eso que constantemente necesitamos buscar afuera, en compañías y grandes organizaciones.

Harris: Si, mencionaste que ahora tienen un personal permanente de 26.

Olvia: Que está distribuido a través de todos los proyectos, pero además de estos 26 empleados permanentes, tenemos una media docena de maestros a tiempo parcial para los centros de entrenamiento vocacionales, y tenemos personal a tiempo parcial también aquí en Kalimantán trabajando en varios proyectos. Y tenemos los voluntarios australianos. Todos juntos suman 40 personas trabajando regularmente en nuestros varios proyectos, pero aun es insuficiente.

Para averiguar más sobre YUM y donar a sus programas vaya a www.