Login no longer required.



SUBUD LINKS:

What is Subud? the comprehensive guide What is Subud?
the comprehensive guide

World Events
thanks to Subud World News

Subud World News

Ibu Rahayu's Talks

Subud Library

Translate page






!SERPIENTES VIVAS! SEGUNDA PARTE DE MI AVENTURA EN KALIMANTAN

Una entrevista con Mansur Geiger por Harris Smart...

Arriba: El equipo de la selva. A la derecha: Pak Mat. Abajo: Navegando por los rápidos.

Harris: Hablaste sobre una experiencia con un pitón. ¿Y sobre encuentros con serpientes venenosas

Mansur: Uno de los peores fue en el Río Katingan que corre hacia el oeste del Río Kahayan, rio arriba, realmente donde nos dijo Bapak que viviéramos. Esta fue una de esas experiencias de latihan en la selva.

Salimos a trabajar a lo largo de un camino de selva, y llevábamos a un joven guía que era nuestra avanzada. Me había preguntado si ese era el camino y él se volvió y me llamó. Y al hacerlo, sin mirar adónde iba, pisó a esta enorme cobra rey.

Tenía cerca de cuatro metros de longitud y yo era el que más cerca estaba. Ese fue uno de esos momentos en que uno se paraliza. Lo he visto en el cine, pero esto era la vida real. La serpiente se levantó para atacar, y este era un minúsculo tío, la serpiente era literalmente mayor que él, y lo iba a atacar directamente. Él trataba de evitar el ataque con movimientos de tipo kung fu; todos ellos saben un tipo de arte marcial de defensa.

Así trataba de quitársela, y todos los demás salieron corriendo, pero entonces la serpiente miró a su alrededor y ahí estaba yo. Instintivamente comencé a correr, pero caí en un hoyo y me disloqué la espalda totalmente. No me podía mover. Y al caer pensé, ¡“Oh Dos mío, aquí está! ¡Muerto por una cobra rey! Con los ojos de mi mente, pude ver a esta cosa colmilluda venir mejilla a mejilla conmigo en los próximos cinco segundos.

Tenía un gran cuchillo que siempre suelo llevar para limpiar los caminos y cualquier otra cosa. Pensé, ¿quiero liarme  brazo a  brazo con este bicho? Y pensé, no tiene sentido, no voy a ganar. Así que me abandoné. La cosa llegó a mí y me besó en la nariz con su enorme, larga y oscilante lengua y me miró como si dijera, “OK. Si, no eres nada interesante.” Y se fue. Lo extraño fue que me sentí totalmente en calma a través de todo este encuentro.

Harris: Wow!

Mansur: Me llené de energía. Me las arreglé para pararme pero me di cuenta de que algo realmente le había pasado a mi espalda. Había cerca de cinco de nosotros que nos habíamos dispersado, nos reunimos de nuevo y caminamos hasta el rio a unos 50 metros de distancia donde encontré al joven guía en la orilla del rio. Estaba sentado con mucha calma y dijo, “He sido mordido”, y ahí estaban esas dos enormes marcas de perforación en su ingle.

 

Pitón. “Pasó directamente sobre mi hombro.”

Entonces lo realmente interesante que pasó fue que todos instantáneamente nos pusimos a orar. Y este pequeño estaba totalmente en calma. Y entonces mi guía original Pak Sumbin, desapareció en la selva y regresó unos dos minutos más tarde con un pedazo de madera que estaba rebosante de savia, recibe el nombre de pohon kupang. Así que tratamos de lavar la herida y luego frotarla con esta savia. No se podía cortar la herida, estaba justo en la ingle, y tampoco se podía aplicar un torniquete.

Halé a Pak Sumbin a un lado y le pregunté, “Bueno dime ¿cual es la historia? Y dijo, “Bueno, si él está consciente en 20 minutos, ese es un buen signo. Y si no está muerto en tres horas puede que se salve.” Estábamos a días de cualquier  lugar. No teníamos medios para llamar a una gran compañía de helicópteros para apoyar la evacuación. Regresé con el chico y él dijo. “Si. Bueno no dejes que sea un fastidio para ustedes. Ustedes necesitan continuar con sus ocupaciones y yo me quedaré aquí y moriré.” Esta gente tiene una extraordinaria naturaleza de entrega.

Regresé con los otros y dije. “Escuchen, no soy capaz de observar a alguien morir de una mordida de cobra rey.” El veneno destruye el sistema nervioso y sencillamente te sofocas ya que los pulmones dejan de trabajar. “Así que me voy. Hagamos una camilla y regresemos con él al campamento, pongámoslo cómodo. Yo me voy a ausentar por tres horas. Ustedes saben mejor que yo que hacer con esto. Usen alguna de sus magias y remedios locales, muchachos, porque de seguro que no tengo ninguna.

Pero ese no es el fin de esa historia porque cuando armaron la camilla y lo pusieron en ella, y estábamos sacándolo, pasamos por esta enorme abrazadera de raíces, una de estos grandes árboles Baringin. La serpiente se había ido para allá. Y al caminar por allí la serpiente vino paradita y arremetiendo al mismo chico sobre la camilla.

Harris: ¿El mismo chico de nuevo?

Mansur: El mismo chico. No supe por qué no molestó a ningún otro, pero estaba justamente cabreada con ese chico. ¿Quizás porque él fue quien la pisó? Ellas deben tener algún tipo de primitiva memoria.

Un verdadero banco de memoria, “Eres el bicho que me pisó. No estoy interesada en ese grandón.” Las cobras se preocupan mucho por el uso de su veneno. Una cobra no tiene el veneno más mortífero, pero de seguro lo matará, tiene el mayor volumen, tiene suficiente para matar a 33 personas adultas. He hecho una pequeña investigación sobre serpientes a lo largo de los años.

Harris: ¿Pero, lo que quieres decir es que no le gusta malgastarlo?

Mansur: Si. Ellas cuidan de él. De todas formas continué con el trabajo, pero no podía pensar nada más excepto este chico muriendo, y ahí estaba este horrible día, preguntándome que estaba pasando. Regresé al campamento al final de la tarde y el chico estaba sentado, comiéndose un tazón de fideos. Tenía un pierna muy hinchada, y una gran sonrisa en su rostro y alguien dijo, “Oh, si, probablemente esté bien.”

Así que al siguiente día lo llevamos directo a encontrar un hospital, y me estaba dando cuenta de que algo estaba realmente mal con mi espalda. En el momento en que regresé a Yakarta ya estaba en una situación realmente mala, no me podía mover, y terminé teniendo un terrible problema en la espalda durante un año.

Harris: ¿Y el chico, sobrevivió?

Mansur: Si, él regresó cerca de dos meses más tarde y dijo, “Quiero volver a trabajar.” Y todos nos miramos y dijimos, “Bueno, OK.” Y regresó pero todos los días que caminábamos por un rio me daba cuenta de que si él iba al frente, encontrábamos una serpiente. Así que terminamos llamándolo Bait-Serpiente. “OK, Bait-Serpiente si vienes hoy con nosotros, vas al frente. Y te seguiremos detrás.” Finalmente encontramos otro trabajo para que él lo hiciera.

Pero el cierre de toda esa historia fue casi exactamente un año más tarde, a cerca de 200 metros de ese punto. Yo aun estaba con dolores en mi espalda aunque mucho mejor, a tal punto que podía arreglármelas para caminar. Así que una tarde estábamos fuera en la selva, mirando diferentes rocas. Y estaba yo escalando un acantilado realmente pendiente, y se estaba haciendo de noche

Y el campamento estaba justamente detrás de este acantilado. Había un miembro del grupo delante de mí que estaba cortando un sendero básico a través de la vegetación, que estaba formada por pequeños árboles de la selva. Yo estaba gateando por este gran pedazo de raíces. Me esforzaba por llegar a la cima del acantilado cuando allí, justo en mi cara estaba esta cobra lista para atacar.

Me tiré hacia atrás espontáneamente y debo haber caído un buen tramo. Estaba cayendo en el aire de espalda y pensando, “Oh Dios mío. Me voy a clavar en uno de los arbolitos”, porque los cortan con una punta real tipo arpón al final de los mismos.

Afortunadamente caí sobre mis dos pies y grité. “¡Serpiente!” Todos salieron disparados en distintas direcciones. Y este pequeño bicho de serpiente vino bajando de tres o cuatro metros encima del acantilado para cazarme.

Recibí una supe dosis de adrenalina y corrí colina arriba y gané a todos los Dayaks de la selva que estaban escapando de la serpiente. Exhausto, regresé al campamento dando tumbos, me lancé al rio, me limpié y me fui para la cama. Y entonces, a la mañana siguiente, me desperté durmiendo sobre un pequeño colchón y dije, “Oh, me siento algo realmente diferente. ¿Qué será?” Y era el dolor en mi espalda que había sido particularmente agudo; había desaparecido en la mañana.

Los Dayaks

Harris: ¡Qué asombroso!

Mansur: Si, todos los Dayaks estaban bromeando, ellos aman estos tipos de situaciones, “Oh, sabes, así que fue el pequeño hermano de la gran serpiente que vino a arreglarte.” Para ellos la vida está constantemente bajo riesgo y la forma en que la enfrentan es bromeando sobre las extraordinarias circunstancias bajo las cuales viven. Ellos son la gente más entretenida que he conocido.

Ellos aun no están perturbados por las fuerzas materiales queriendo nuevos teléfonos portátiles o TVs o cualquier otra cosa. Ellos simplemente aceptan totalmente su situación, “Esto es lo que tenemos, disfrutémoslo.”

Y solíamos divertirnos mientras trabajábamos duro y ellos realmente trabajan, y lo hacen muy bien. Muchas veces a lo largo de los años, la gente de diferentes compañías mineras me preguntaban. “¿Cómo haces para que esta gente trabaje? Para nosotros es una pesadilla. Nosotros simplemente no podemos mantenerlos allí. Ellos firman y cinco días más tarde desaparecen y se van para la casa.”

Y yo les decía. “Bueno, ¿tienen una clase típica de hombre blanco profesional, autoritario y programado con procedimientos y todo en el lugar?” Y por supuesto, la mayoría de ellos decía. “Si.” Y yo les decía. “Bueno, tienen que darse cuenta que esta gente nunca ha trabajado en esa forma.”

“¿Y creen ustedes que ellos simplemente acepten su autoridad, actuando como un gran jefe diciéndoles. ‘Escucha tú pequeño y tonto bicho. Agarra esto y súbelo hasta la cima o estás despedido.” y se sorprenden cuando dicen, “Bueno, magnífico. Adiós?”

Yo siempre me ponía al mismo nivel que ellos. No sé cómo aprendí el truco. Quiero decir que fue muy fácil porque viví en sus casas, comí su comida y viajé en sus canoas, ellos se convirtieron en mi equipo de exploración.

Así que todos estamos en las mismas condiciones y yo ciertamente nunca tuve el tipo de sistema de administración midiendo la entrada y la salida, sino que hemos administrado sobre esa base y ahora aquí estamos, queriendo comenzar de nuevo y no hemos tenido a nadie durante cuatro años a no ser a nuestro equipo central, pero todos están regresando y todos dispuestos a trabajar de nuevo, Estas son gente en blanco y negro. Ellos o te aman o te odian; no conocen nuestro mundo de compromisos.

Bapak me dijo una vez, “Lo importante con esta gente es que los alimentes y trates realmente bien y entonces harán cualquier cosa por ti.” Con esto quiero decir que todos nosotros aun tenemos que aprender y adaptarnos a ambos lados, y gradualmente por supuesto, los hemos llevado a la aceptación de regulaciones de seguridad, por ejemplo. Lo cierto es que al inicio ellos no querían usar ni calzado ni casco de seguridad.

Hemos introducido estas cosas gradualmente y ellos aprenden rápido. Pero de nuevo es simplemente la forma de tratarlos. Si les hablas no en forma autoritaria sino que realmente dices “por favor”, harán cualquier cosa por ti. Siempre acostumbro a decirle a estas compañías y a diferentes personas. “¿Alguna vez trató de usar ‘Por Favor’?”

Oh si, ellos lo dicen. “Pero eso es algo raro. Como el jefe de exploración, ¿por qué debo pedir a mis empleados con por favor?”

Y les dije. “Bueno, creo que encontrarán que lograrán un resultado mucho mejor.”

Los Muchachos del Club Kalimantán

Harris: Y de los primeros días de la minería siempre había un tipo informal de aspecto de bienestar social, ¿correcto? Siempre solías hacer cosas como ayudar en su educación, ¿cierto? O sea, no era como si hubiera un gran programa de enlace de la comunidad en el lugar sino que tú espontáneamente tratabas de ayudar.

Mansur: Esos primeros años en verdad fueron un gran dilema para mí, ser el primero en ir rio arriba. Fue como, “Oh-oh, aquí estoy Mr. Coca Cola.” Porque ellos comienzan pidiendo cosas como relojes, y solía pensar en eso; ¿qué realmente podemos hacer para realmente ayudar a esa gente a ir hacia un futuro que está destinado a llegar?

Lo que quiero decir es que habrá desarrollo se quiera o no. Francamente supe que ellos están mucho mejor con nosotros en Subud como la gente con una mayor visión y misión, la visión y misión de Bapak para Kalimantán, que con cualquier otro. Esa fue, para mí, la justificación para estar allí.

Pero entonces simplemente me vino, bien, lo más sencillo que podemos hacer es darles educación, porque me di cuenta de cuan increíblemente hábiles son, cuan no contaminada estaba su inteligencia. Puedes tomar a alguien que nunca haya visto una bomba de agua antes en su vida, y le dices. “Esto, esto y esto y comienzas así, luego haces esto.” Y responden algo así como, “Oh, Ok, está bien. “Son muy rápidos porque tienen instintos y lógica de supervivencia. Ellos son realmente gente de selva, constantemente viviendo al  borde de la supervivencia.

KGC drilling in the pioneering days.

Así que empezamos lo que llamamos el Club de los Chicos de Kalimantán, que fue inicialmente fundado por Murray y yo y otros que se nos unieron, tales como Michael y Mariam David, y Susila Dharma... Comenzamos dando becas y ahora eso ha sido absorbido por la Yayasan Tambuhak Sinta (YTS), la fundación que dirige Bardolf Paul, y creo que a lo largo de los años ayudamos a cerca de 150 chicos a través de los diferentes niveles de becas y educación superior.

Si, llegué a esa cosa singular. Lo único que podemos dar aquí es educación. Porque solo entonces ellos tendrán medios para realmente participar en cualquier cosa que se desarrolle. Y ser participantes reales y no solo observadores. Ellos tendrán los medios de hacerlo. Así que una cosa lleva a la otra  y nosotros realmente establecemos los fundamentos. Comenzamos el Club de los Chicos de Kalimantán cerca de 1990, y entonces establecimos YTS en 1997. Y entonces en el 2002 nos las arreglamos para que Bardolf viniera. En el 2006 establecimos Bina Cita Utama que ahora escolariza a 100 niños y se ha convertido en algo grandemente apreciado y valorado por el pueblo y gobierno local, que ha hecho mucho por la imagen de Subud en Kalimantán Central. Más de 400 miembros Subud han apoyado financieramente a BCU durante los últimos 6 años y la han ayudado hasta cerca de un punto de equilibrio. Nuestro próximo proyecto es construir un campus que alojará a 350 estudiantes. Hamid da Silva ha donado 10 hectáreas de terreno para ayudar a materializar este proyecto.

Bardolf llegó con un nuevo enfoque y construyó YTS hasta lo que es hoy, reconocida internacionalmente por el gobierno local como un enfoque de desarrollo comunitario que es muy único. Que realmente produce éxitos reales mensurables, y todos en estos días están buscando resultados mensurables. YTS ha desarrollado colaboraciones y financiamiento con más de 20 agencias internacionales de ayuda que incluyen a  UNDP, UNIDO, UNTAD, la Fundación Ford, AusAid del Gobierno Australiano y el Fondo Global para el Medio. YTS es hoy líder mundial en la reducción del uso del mercurio por los mineros locales. Freeport, que por supuesto, tiene problemas sociales con su mina en Papua, como todos en estos días reconocen cuan importantes son las relaciones comunitarias. El proyecto mineral financiará totalmente y apoyará todos nuestros programas comunitarios de YTS este año y ese financiamiento se incrementará dramáticamente paralelamente con el éxito de la exploración, en millones de dólares anualmente. Este es un plus para nosotros ya que YTS comprende la mayoría de nuestros objetivos de desarrollo social y nuestra visión.

Nuestros socios reconocen que este activo social es tan valioso como nuestra prospección mineral. Comenzamos realmente temprano sobre este aspecto de relaciones. Comenzó con mis primeros años yendo rio arriba en sus botes y canoas, comiendo sus alimentos y desarrollando una confianza y genuino respeto. Con esto quiero decir, estas personas aun me telefonean, y si sale la palabra estamos de nuevo en el trabajo, ellos estarán diciendo “Oh, ¿oímos que regresas a trabajar?” “Si.” “¿Qué puedo hacer?” Es la naturaleza básica humana de querer ser apreciado.

Un tío la pasada semana, que no había visto quizás en cuatro años, dijo, “Quiero ser un recogedor de rocas y vigilante.” Así, esta es un área en la que hemos estado empujando un poco con nuestros nuevos socios, porque normalmente no contratan a gente local directamente, usan a contratistas. Por lo que piensan, “¿Qué? ¿Has organizado a todos estos tipos? Normalmente ellos contratan con una compañía exterior para hacer el trabajo. Creemos que a la larga hay mayores beneficios entrenando a gente local para hacer el trabajo y beneficiar directamente el proyecto. Mi amigo que quería trabajar de vigilante está ahora en Yakarta entrenándose como asistente de laboratorio, por lo que puede ayudar en la preparación de todas las muestras de cilindros de roca que produciremos para el análisis. Al final del día, la gente que vive en regiones remotas y subdesarrolladas primeramente quiere la oportunidad de tener buenas fuentes de sustento, educación y servicios de salud.  Lo que muchos grupos medioambientales y agencias no parecen darse cuenta en estos días es que si realmente suministras estas cosas, tienes una mucha mayor probabilidad de establecer una significativa conservación ambiental. Si la gente tuviera buenos medios de sustentación serían menos propensas a cortar árboles o a drenar ríos en busca de oro para alimentar a sus familias. Son estas las actividades que son muy destructivas al medio en lugares remotos.

 

En el artículo final de esta serie, Mansur habla sobre las perspectivas ahora que KGC se ha unido con Freeport