Login no longer required.



SUBUD LINKS:

What is Subud? the comprehensive guide What is Subud?
the comprehensive guide

World Events
thanks to Subud World News

Subud World News

Ibu Rahayu's Talks

Subud Library

Translate page






El Pulgar de Bapak

PRIMERA PARTE DE MI AVENTURA EN KALIMANTÁN

Una entrevista con Mansur Geiger por Harris Smart...

Bapak fue a Kalimantán en 1980, abriendo el camino para la participación de Subud

Al fin, la historia se puede contar.

Ha sido un verdadero suspenso, la historia de la exploración minera de Subud en Kalimantán. Una real carrera hacia el estambre entre el héroe y la nada. Por suerte, parece que ha sido el héroe el primero en llegar.

Y nadie conoce mejor la historia que Mansur Geiger. Él ha estado allí durante 30 años, en las buenas y en las malas, sin dinero o con poco dinero, con esperanza y decepción. No es ir demasiado lejos si citamos a San Pablo: “He peleado la pelea buena, he terminado la carrera, he mantenido la fe.”

Pero ahora con la firma de un convenio con Freeport, una de las mayores compañías mineras en el mundo, propietaria de la mina de cobre más rentable en el mundo, el futuro de la exploración minera en Kalimantán parece asegurado y ahora la historia ya se puede contar...

Mansur Geiger nació y se crió en Perth, la capital de Australia Occidental, y centro de intercambio de información para la riqueza de los recursos mineros de Australia. Su única hermana, Halimah, también es Subud, como su madre.

El nombre “Geiger” es de origen alemán y un pariente ha trazado la familia hasta un área en el norte de Alemania, famosa por sus piedras preciosas. La familia ha estado en Australia por varias generaciones, primero como vinateros en Victoria, y luego se mudaron hacia Australia Occidental. “Pero somos realmente una mezcla.” me dijo Mansur. “Hay españoles e ingleses, hasta un Lord inglés, por ahí en algún lugar.”

Ya a la edad de 17, estaba Mansur trabajando en la industria de la exploración en Australia Occidental. Entonces conoció a un marinero americano quien lo introdujo a Subud. Mansur era ya un ‘buscador’, que había buscado en el Hinduismo y en todo tipo de cosas; esta fue la era de Hare Krishna etc., pero tan pronto oyó hablar de Subud, supo que era lo que había estado buscando, y fue abierto en Perth en 1970.

En 1971 fue a Cilandak. “Parcialmente estaba motivado por un deseo de alejarse de la cultura de drogas de la juventud que prevalecía en ese tiempo. Yo era un surfista y las drogas estaban todas a mi alrededor.”

Él estuvo todo un año viajando por Indonesia, visitando Bali y Sumatra, pero entonces se asentó en Wisma Subud. Se unió con el miembro Subud, Irwan Holmes, para comerciar con ópalos indonesios. Pero estos ópalos, aunque muy bonitos, tendían a ser inestables y romperse.

Esto le llevó de regreso a Australia durante un año, a trabajar con el grupo de investigación científica CSIRO. Vivió en Sídney y trabajó con el CSIRO investigando posibles formas de estabilización de los ópalos indonesios, relacionado con un proyecto que tenía CSIRO en ese tiempo, para producir ópalos artificiales.

De nuevo en Indonesia comenzó una asociación de 20 años con Viviana Bulow-Huber, la famosa diseñadora en oro y plata que trabajó con George Jensen. Ellos hicieron joyas elegantes y asequibles usando los diseños de Viviana, combinando la plata con materiales locales como conchas marinas.

Entonces, en 1980, llegó un punto de giro, Bapak visitó Kalimantán y poco después de su regreso se establecido una compañía para comenzar la exploración de oro y cobre en Kalimantán.

Harris: ¿Cuándo entró por vez primera la palabra “Kalimantán” en su conciencia?

Mansur: En 1980. Bapak fue allá y dijo, “Este es el momento”. Y entonces, al año siguiente Bapak organizó una compañía y nos dijo que nos preparáramos, organizáramos y lográramos las concesiones mineras.

Harris: Y entonces hiciste un viaje, ¿correcto?

Mansur: El primer viaje fue en el 81. Al año siguiente de ir Bapak. Fui con Asikin y Pak Haryono. Pasó muy rápidamente y comenzamos la gran aventura. No teníamos idea de en que nos estábamos involucrando. No estábamos preparados, simplemente tomamos un saco de arroz. Nos trabamos en varios lugares porque el rio estaba muy alto y los rápidos estaban intransitables.

Harris: ¿Cuál fue ese rio?

Mansur: El Kalayan. Tuvimos que esperar creo que cinco días en Maharoi, la última aldea porque no pudimos continuar. Todo lo que teníamos era un viejo

mapa militar americano que tenía escrito todo desde el centro de Borneo, “elevaciones desconocidas”. Nos enfrentamos a terribles rápidos que nos tomó cinco días para atravesarlos.

Mansur Geiger.

Harris: ¿Eso fue más allá de Maharoi?

Mansur: Si, más allá de Maharoi. Y entonces Asikin y Pak Karyono me miraron y dijeron, “Bueno, hemos venido hasta aquí ¡y ahora es tu tarea encontrar el oro, adiós!” Permanecí con este viejo amigo Dayak Pak Sumbin. Él tenía en realidad 62 años en ese momento porque ahora tiene 92. Y normalmente lo visito y él aun recuerda mejor que yo cada detalle de ese primer viaje juntos. Él aun está muy brillante y vivo y ha venido a Subud.

Harris: Los Dayaks tienen una resistencia física increíble, ¿verdad?

Mansur: Si, increíble, quiero decir que tenía 62 años. Y durante 20 años estuvo trabajando con nosotros, yendo a los mismos lugares que eran muy extremos. Él aun estaba activo escalando montañas a los 75 años.

Harris: ¿Y ya Bapak había puesto su pulgar sobre el mapa cuando hiciste ese primer viaje?

Mansur: Había dos generaciones de pulgares de Bapak porque puso su pulgar inicialmente sobre un mapa que tenía una escala de uno a un millón. Puso su pulgar sobre el mapa y dijo. “¡Allí!” así que hicimos la primera pequeña concesión allí mismo y esa fue la base para hacer ese primer viaje. Hice investigaciones preliminares de cada uno de los principales ríos y pienso que había 33 y encontré oro en 31 de ellos.

Así que fue un resultado muy confuso e indefinido porque había oro por todas partes. Y ese es en gran parte el resultado de millones de años de erosión extrema y re-deposición difundida por todo Kalimantán Central. El oro que ha sido lavado y arrastrado de las montañas originales lo encuentras por todas partes.

Estimamos que la superficie de Kalimantán ha sido erosionada alrededor de un kilómetro. Se formó originalmente hace cerca de 33 millones de años cuando era un lugar volcánicamente muy activo, pero ahora es probablemente el único lugar inactivo en toda Indonesia.

Harris: ¿Y en relación a la segunda vez que puso Bapak su pulgar sobre el mapa?

Mansur: Le enseñamos un mapa que habíamos hecho, un mapa en escala grande, y puso su pulgar justo en la cabeza del Rio Katingan, una región totalmente desconocida, nos llevó meses llegar allá cruzando sobre dos diferentes cordilleras montañosas.

Harris: ¿Y tuvieron que arrastrar las canoas hacia arriba en un lado y hacia abajo en el otro?

El Pulgar de Bapak.

Mansur: Al principio arrastramos las canoas hacia arriba, pero en la segunda cordillera, simplemente hicimos botes en el otro lado. Esto fue con el viejo Matthew Mayberry. Esos fueron los días de aventura con Matthew. Y cuando regresamos, teníamos un mapa hecho por nosotros mismos, basado en un trabajo que habían hecho los japoneses, y Bapak vio este mapa que en lugar de la escala uno a un millón era cerca de uno a cien mil, y dijo, “Bueno ahí es donde deben vivir.” Y ese era un lugar llamado (indescifrable).

Bapak dijo, “Así que ustedes muchachos aun viven en canoas y en tiendas, siempre en movimiento. Saben que no hay camino alguno, y que necesitan cuidarse.” Bapak estaba realmente preocupado por nuestro bienestar y seleccionó un campamento. Hizo un pequeño dibujo y un plan. “Ahí hay un cuarto para ti, Mansur, debe ser de al menos cuatro por cuatro y allí el lugar para tu cama.” Durante todos esos años, Bapak estuvo principalmente preocupado por nuestro bienestar y seguridad.

Una vez casi muero por bucear en un rio. Tuve intoxicación por monóxido de carbono, y cuando se lo conté a Bapak dijo, “Oh, esa es una gran lección para todos nosotros. Necesitan ser más cuidadosos.”

Harris: Por lo tanto, el pulgar indicaba el lugar del campamento pero presumiblemente estaba cerca de donde los minerales debían encontrarse. ¿Correcto?

Mansur: En años posteriores fuimos realmente a ese lugar. Ahora se llama Mansur. Y está a cerca de 10 kilómetros de otro lugar al que llamamos Baroi, ambos prospectos de convertirse en grandes depósitos. Así que tiene sentido estar a cerca de 10 kilómetros de distancia para no oír el boom, boom y todo ese ruido y polvo y cosas.

Harris: ¿Y hay una cima a la cual llamaron el pulgar de Bapak?

Mansur: Si, es un cono volcánico. Hicimos dos intentos de llegar al lugar que Bapak había indicado y simplemente no resultó. Hasta que finalmente llegué allí un día y fue al final de la tarde, una bella tarde, y vinimos alrededor del rio y allí

estaba, parado justamente frente a mí, con una altura de 600 metros, y realmente parecía como alguien parado allí. Fue ahí donde nos dijo Bapak que debíamos vivir. Es un complejo montañoso muy bello, es muy alto, y tiene una bella vista y una agradable temperatura.

Harris: Sé que durante los últimos 30 años has enfrentado muchas dificultades de todo tipo, desde vivir a base de retoños de bambú en la selva hasta incertidumbre financiera y algo más. Y frecuentemente hubo real peligro de amenaza a sus vidas, no fue acaso debido a las serpientes, ¿por ejemplo?

Arriba: El equipo de la selva. A la derecha: Pak Mat. Abajo: Navegando por los rápidos.

Mansur: Tuve un montón de experiencias con serpientes. Hay muchas serpientes en el profundo corazón de Borneo, de hecho, la única cosa peligrosa allí aparte de algunos muy desagradables escorpiones, que no te matan, y ciempiés, todos los restantes animales son benignos. Pero hay una gran variedad de muy venenosas serpientes. También hay muchas serpientes no venenosas.

Harris: Una vez me dijiste que estabas en una canoa en un rio y que de repente un pitón paró su cabeza y te miró fijamente, con obvias malas intenciones, realmente fijó sus ojos en ti, y que su cabeza era tan grande como la de una vaca.

Mansur: Wow. He debido estar borracho cuando te dije eso. ¿La cabeza de una vaca?

Harris: Síí.... Recuerdo esa frase. Dijiste. ‘Su cabeza era tan grande como la de una vaca.”

Mansur: Bueno debe haber sido una de esas maravillosas exageraciones Dayaks.

Harris: Oh, ¿fue así?

Mansur: Ellos andan siempre queriendo tomarte el pelo

Harris: Ya veo.

El campamento de la base minera de Beruang Kanan.

Mansur: Así que probablemente me oyeron comenzando a exagerar mi historia y entonces terminaron de desarrollarla. “Oh sí, su cabeza era tan grande como la de una vaca.” Probablemente comenzó como tan grande como la cabeza de un chivo y luego se convirtió en la cabeza de una vaca. Yo dije probablemente, ‘tenía una cabeza como la de un chivo” y entonces ellos dijeron, “Oh, eso no es lo suficientemente grande.” Sabes son grandes humoristas.

Una vez caminábamos a lo largo de un rio que se había desbordado y vi unas rocas realmente interesantes en la otra orilla. Así que dije, “Bueno, nadie necesita venir, yo nadaré.” Quiero decir que estábamos acostumbrados a vivir semidesnudos, mojados todo el tiempo y estaba lloviendo, ya estás mojado, así que no importa.

Y comencé a nadar y estaba concentrado en estas excitantes rocas. Y de repente mis compañeros comenzaron a tirarme piedras. Pensé “Hey, ¿que está pasando? Era como si la tropa estuviera en mi contra o algo así.” Pero estaban señalando a algo y cuando miré estaba este pitón en la orilla, tan solo a dos metros sobre mí, y se estaba enrollando y anclándose en un árbol, listo para atacar.

Y lo miré a los ojos y se enrolló más y más, y entonces, finalmente, voló hacia mí y ahí estaba yo, sosteniendo mi pequeño martillo geológico como una cruz como si dijera, “¡No! ¡No!”

Pitón. “Pasó directamente sobre mi hombro.”

Y no sé qué exactamente pasó, pero me las arreglé para dar un paso al lado, y pasó por encima de mi hombro. Y luego desapareció dentro de esta fangosa agua. Todos trataron de capturarlo pero simplemente desapareció, debe de haber tenido unos siete metros de largo.

En la Segunda Parte de esta serie Mansur nos cuenta de un encuentro con una cobra rey y habla sobre la naturaleza y calidad de los Dayaks que trabajaron con él. PRIMERA PARTE DE MI AVENTURA EN KALIMANTÁN