Login no longer required.



SUBUD LINKS:

What is Subud? the comprehensive guide What is Subud?
the comprehensive guide

World Events
thanks to Subud World News

Subud World News

Ibu Rahayu's Talks

Subud Library

Translate page






EL FALLECIMIENTO DE ED KERNER

Rohana Fraval ha enviado este tributo para Ed Kerner, quien falleció recientemente. Ed fue un hombre maravilloso, tan lleno de vida y que tuvo una interesante carrera con las Naciones Unidas y en otros roles representando a Sri Lanka. Siempre amo esta foto de Ed y Alfathah con el Empire State Bulding al fondo, con la apariencia de ser el Señor y la Señora de Manhattan, en la cima del mundo.

Edmund Kerner nació en Sri Lanka el 16 de Noviembre de 1922. Él fue el último de seis hermanos. Habiendo sido educado en el prestigioso St. Joseph College en Colombo, se unió a los Servicios Externos donde conoció a Alfathah, una joven y culta dama, muy recatada, de una familia acomodada. Entusiasmado, Ed, siendo un verdadero caballero, se acercó a su padre solicitando su permiso para salir con ella. ¡El padre de Alfathah se puso colérico! Primero quiso conocer cuáles eran las intenciones de Ed. Pero no mucho después, cuando se dio cuenta de que ambos estaban enamorados, accedió y bendijo la unión. Se casaron dos años después de conocerse. Su boda repercutió en el calendario social de Colombo.

No mucho tiempo después, Ed fue enviado a trabajar en la Embajada de Sri Lanka en el Reino Unido. Ed fue un joven ambicioso que escalaba posiciones constantemente y pronto fue transferido como Agregado de la embajada de Sri Lanka en Washington D.C en 1951. Luego de cinco años en este puesto fue transferido a la Misión de Sri Lanka en las Naciones Unidas. Edmundo Kerner fue entonces designado como Vice Director del Programa Asiático del Instituto Internacional de Prensa (IIP). Esto le llevó del cuartel en Zúrich a casi todas las esquinas del mundo, incluyendo a Paris, Estocolmo y Londres.

En 1967 Ed fue nombrado como el primer Director de Turismo de Sri Lanka en América del Norte y estableció la Oficina de Turismo de Ceilán en Nueva York. Él fue el primer asiático en ser nombrado Vicepresidente de la Asociación de Representantes de las Oficinas Nacionales de Turismo en Nueva York. Luego de haber ocupado varias prestigiosas posiciones en 1969 Ed fue nombrado Consejero de la delegación de Sri Lanka al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas.

 

Alfathah and Ed Koerner at the top of the Empire State building, New York

En esa época, Varindra Tarzie Vittachi estaba trabajando en las Naciones Unidas y era un buen amigo de Ed. En 1973 Edmundo Kerner se unió al fondo de las Naciones Unidas para las Actividades de la Población (UNFPA en inglés) y se graduó convirtiéndose en Oficial Superior de Información. En 1983, Ed se convirtió en el Jefe de Enlace con los Medios, para esa organización.

Alfathah y Ed fueron abiertos en Subud. En eso días pioneros, Bapak había solicitado a Alfathah establecer un grupo en Nueva York. Su apartamento se convirtió en el primer centro para el latihan en Nueva York. Pronto Ed fue abierto y se involucró muy fuertemente en el trabajo de Subud y en una ocasión fue Vicepresidente cuando Maxwell Shorter fue Presidente de Subud USA. Posteriormente fue Presidente de Subud USA. Él tuvo tremenda influencia y amigos en altos lugares. Él pudo guiar, tratar y hasta otorgar visas durante festividades públicas. Fue muy hospitalario con Bapak e Ibu Siti Sumari. Su posición como miembro de la delegación de Sri Lanka a las Naciones Unidas le dio acceso a resolver asuntos en la aduana cuando el séquito de Bapak necesitó asistencia. En una ocasión, luego de una travesía larga y agotadora, Bapak permaneció en su apartamento en Nueva York ya que Ibu estaba demasiado agotada para mudarse al hotel.

Ed y Alfathah viajaron a Indonesia varias veces y Alfathah permaneció allí por varios meses. Hay una interesante historia que oí sobre Ed al llegar tarde una noche a Cilandak y no tener tiempo para cambiar dólares a la moneda indonesia. ¡Habiendo llegado en taxi, tuvo que pedirle a Bapak que pagara al taxista!

Ed amaba la vida y el ambiente de Nueva York y hubiera amado tener que retirarse allí. Su vida social giraba alrededor de Nueva York. La mayoría de sus amigos vivían allí. Alfathah tenía cinco hermanas y sus familias en Australia y la atracción de regresar a Melbourne fue demasiado grande para poder resistirla. Cuando se retiró en 1986, Ed y Alfathah compraron una pequeña casa en los alrededores de Melbourne y continuaron el estilo de vida al que se habían acostumbrado, organizando fiestas a periodistas y diplomáticos que estaban de paso por Melbourne. En una fiesta conté tres ex embajadores de Sri Lanka. Las bebidas siempre fluyeron libremente, ya que Ed y Alfathah eran excelentes anfitriones. Él siempre nos obsequiaba con sus historias y amaba la vida de la fiesta.

Las aficiones de Ed eran poco conocidas. Él tenía licencia de piloto y amaba llevar a sus amigos de paseo. ¡Una nerviosa Alfathah no se impresionó mucho cuando Ed  ejecutó acrobacias al llevarla en un vuelo! A Ed le gustaba bailar y hasta hace unos pocos años solía ser el compañero de baile de alguna de las damas en el hogar de ancianos cuando se retiró

Ed tenía un lado espiritual que era muy abierto. La mayoría de sus amigos en altos lugares sabían que él andaba en el campo de lo esotérico. Él era en extremo leal a sus amigos y ellos eran recíprocos con él.

La salud de Ed comenzó a deteriorarse cuando Alfathah tuvo una caída y ya no pudo caminar más. Cuando fue admitida en una instalación de atención a los ancianos, fue insostenible para Ed vivir por su cuenta. Él olvidaba con frecuencia decir al taxista su dirección. Se le hizo peligroso vivir sin alguien que lo cuidara. Por lo que sus amigos y el médico de la familia tomaron la decisión de instalar a Ed en el mismo servicio que a Alfathah. Ambos fueron muy felices hasta que el Alzheimer se adueñó de Ed y tuvo que ser confinado.

Esto no fue fácil para Ed y nunca aceptó su situación. Su deterioro fue rápido. Durante las últimas pocas semanas de su vida, Ed tenía amigos que lo visitaban casi cada dos días. Fue un gran privilegio dar amor a Ed en sus últimos días.

Gracias por todos los tributos que han enviado a Ed. He dado la lista de nombres para que se lea en su funeral el 8 de diciembre a las 2:15 p.m., hora de Melbourne. A quienes lo amaron, él siempre estará vivo en sus recuerdos. Descansa en paz querido Ed. Que tu travesía se llene con la alegría y el confort que trajiste a tantos. Que Dios te acompañe.