Login no longer required.



SUBUD LINKS:

What is Subud? the comprehensive guide What is Subud?
the comprehensive guide

World Events
thanks to Subud World News

Subud World News

Ibu Rahayu's Talks

Subud Library

Translate page






2012: EL FACTOR GENEROSIDAD – Un mensaje desde Borneo por Imron Comey

Imron (Luke) Comey. De repente su nombre está en los labios de todos. Bueno exageré ligeramente pero he recibido muchos, muchos correos instándome a leer sus blogs. Y he recibido un número de llamadas de todas partes del mundo preguntando, ¿”Quién es este Imron Comey? ¿Lo conoces? ¿Cómo es? (Es interesante como funciona la difusión de rumores. Tuve una investigación, preguntando por “Umar Crosby”.)

Imron es un miembro Subud, originalmente de California, que ha vivido por muchos años en Adelaida, Australia, entonces tuvo una temporada de diez años o algo así en Kalimantán y Timor, y ahora de nuevo está de regreso en Australia


Estamos publicando un extracto de su libro, 2012 el Factor Generosidad. Este libro surge de una experiencia visionaria que tuvo en Kalimantán, que contenía manifestaciones de lo que va a pasar en el mundo en el futuro cercano, prediciendo particularmente que la naturaleza humana sufrirá un enorme cambio en el cual la gente vivirá realmente el adagio bíblico “ama a tu vecino como a ti mismo” (o incluso más que a ti mismo). Esto traerá turbulencias y caos pero finalmente llevará a un mundo mejor...

Al extracto del libro de Imron le sigue una revisión de éste por Emmanuel Elliot...

El libro de Imron comienza así...

Hemos creado los cielos y la tierra y todo lo que hay entre ellos para la verdad, y no en vano. La hora vendrá. Tú, ¡Mahoma!, perdona con un perdón hermoso. (El Corán, SURA XV, HEDJR, Verso 85)

Prólogo

Soy musulmán, no inclinado particularmente a los enfoques de ‘la nueva era’, sino simplemente golpeado por la innegable fuerza de lo que he experimentado.

Al momento del mensaje, 1999, no tenía conciencia del concepto de ‘2012’ y estuve largo tiempo inseguro de compartir esta experiencia.

Sin embargo, ahora está claro que el mensaje predijo correctamente cambios en el pensamiento científico; cambios que ahora son muy aparentes, aun al curioso laico deseoso de pasar algunas horas investigando este asunto.

Descubrí que un creciente número de reputados científicos se están acercando hacia un nuevo paradigma; una nueva visión de la realidad que toma un incómodo asiento cerca de ‘la ciencia ficción’ y las creencias de ‘la nueva era’.

Este emergente cambio en las ciencias satisface mi propia necesidad por algún tipo de ‘prueba’; algo que pueda sugerir que hay crédito en el balance del mensaje.

Este mensaje insiste en que hay un bello cambio en curso y que debemos considerar el significado para nosotros mismos de la ‘generosidad’ al enfocar estos cambios ‘que pronto llegarán’.

La conversación que he grabado es la mayor parte de lo que se dijo pero no siempre es un exacto recuerdo de las palabras. Se mantiene cómo una grabación del significado transmitido.

Se han mencionado cosas que han sido registradas en el tiempo. Entre estas estuvieron desastres geofísicos acompañantes o alrededor del período de cambio. Pero debido a que mi memoria de esto es tan débil, no puedo hacer nada de buena fe sino recordar mí sentimiento de que sobre esto se habló, pero no puedo dar contexto o detalle. Algo más allá que esto solo sería especulación.

Ciertamente no hubo receta para la supervivencia física o económica más allá del simple y repetido énfasis sobre la ‘Generosidad’.

Que “algo pasará en el 2012” es posiblemente el rumor más ampliamente difundido en la historia humana; una primera piedra sobre la cual se han construido más de una ensombrecedora torre y el foco de más de una afirmación profética.

Uso el año aquí no tanto como una fecha, como una alusión a algo ‘que llegará pronto el tiempo de la transformación’.

Miles de personas están expresando sus puntos de vista sobre este asunto en Internet, en libros y a través de seminarios.

Soy solo una humilde voz promoviendo la singularidad de un breve encuentro.

Desearía solo que el lector pudiera reflexionar sobre lo que me dijeron ese día y aplicar esto en la mezcla de sus consideraciones.

El Mensaje

A fines de 1999 estaba yo trabajando como consultante para ‘aliviar la pobreza’ en la parte indonesia de la isla de Borneo, a unos cuarenta kilómetros de Palangkaraya, la capital de la provincia Central de Kalimantán.

Era mi costumbre hacer un chequeo semanal de los participantes en nuestros programas en varios de los sitios de transmigración allí localizados.

Había terminado con mis reuniones y era temprano en la mañana. Yo estaba solo a cerca de una hora conduciendo desde la oficina en la ciudad y supuse que podía perder unos pocos minutos para chequear el techo de una casa de campo de madera que había comprado recientemente en esa área. Estaba consciente de que el techo podía tener goteras; algo que puede llevar a un rápido deterioro en los trópicos.

La casa estaba en un lote de terreno localizado a solo unos minutos de la carretera principal.

Cuando salí a la pequeña pista rocosa que lleva al fondo de la granja ya me estaba sintiendo extraño. Era como si hubiera estado hiperventilado, aunque no lo estaba. Una sensación de hormigueo estaba corriendo a través de mis miembros, haciéndose crecientemente intensa; un tipo agradable de “alfileres y agujas” que comenzaron a hinchar mi musculatura. Este efervescente flujo de energía llenó mis células y se introdujo profundo en mis huesos.

Una extrema sensación de bienestar que solo puedo comenzar a capturar con la palabra ‘dicha’ comenzó a invadirme. Era como si me estuvieran empapando en una forma líquida de amor, totalmente agradable llevándome a una sensación de total abandono.

Al conducir hacia la casa de campo, encontré que bajo la influencia extremadamente relajante de esta ‘dicha’ y la correspondiente vibración que ahora chisporreteaba en mi carne, mis músculos se estaban haciendo torpes y aparentemente distanciados. Ya mis movimientos no respondían a mis intenciones.

Me detuve a unos cien metros de la casa y salí tropezando del carro, mi cuerpo se comportaba ahora cómo si estuviera borracho, y caminaba torpemente, a sacudidas, hacia la pequeña casa. La idea de chequear las goteras se había ido de mis pensamientos. Solo deseaba estar en cualquier lugar donde pudiera permitir que esta maravillosa sensación continuara.

Detrás de la casa hay un árbol del nim. Caí a tierra debajo de él, vencido por el lujo de esta sensación y por un más bien salvaje deseo, notablemente de carácter sexual, de ser consumido por la tierra.

Permanecí bajo el árbol. En esta forma, relajado sobre la tierra, inmediatamente vi un masivo vórtex, girando alto en el cielo y aparentemente descendiendo a la tierra a solo unos metros de donde yo estaba acostado. Viajando en este circulante como, y aparentemente siendo llevados hacia arriba y hacia abajo sobre las girantes espirales, habían formas que tomé como algunos tipos de entidades.

Una de estas se detuvo a mi lado, por encima de  mi lado derecho. Yo estaba totalmente consciente  de mi medio: la sensación de la tierra debajo de mi cuerpo, la brisa, y los rayos del sol pasando a través de las hojas del árbol.

Creo que este es un importante aspecto de la experiencia; que aún estaba con conciencia normal de mi medio, la experiencia convirtiéndose entonces en una poderosa penetración de una más mística realidad dentro de mi mundo cotidiano. El vibrante burbujeo de energía continuaba atravesando mi cuerpo.

Fue entonces que la ‘entidad’ habló.

 “Generosidad.”

No experimenté sorpresa y, luego de un corto silencio, continuó: “Génesis, gene, genuino, generador, genital, bondadoso (gentle), genio.”

Fue este un juego de palabras aparentemente relacionadas, la palabra ‘Generosidad’ se repitió.

Confundido, pregunté, “¿Qué es esto?” “¿Qué estás haciendo?”

Mis preguntas no fueron pensadas. De hecho casi no estaba pensando, aunque estaba muy ‘consciente’. Quizás esto ayudó a mi posterior habilidad para recordar tan bien los sucesos y las respuestas.

La voz respondió a mis preguntas como si fueran esperadas.

“El momento ya está llegando…”

Esas fueron sus palabras exactas, y la voz era masculina.

“...cuando los seres humanos sufran tremendo cambio. Nosotros estamos ayudando a preparar ese cambio. Este es un lugar a donde estamos trayendo regalos a la tierra. Estos son regalos para la tierra, y para la humanidad, preparando cambios que muy pronto llegarán. Esto es como un cordón umbilical para la tierra.”

“¿Qué tipo de cambio?” Pregunté

“La humanidad siempre ha vivido con egoísmo. Es parte de su actual naturaleza. Es parte del programa interno. En el momento próximo a llegar esto cambiará. La gente comenzará a considerar a los otros como iguales a si mismos, incluso a pensar en los otros para partes de ellos mismos. Ningún crecimiento ocurrirá hasta que este cambio se manifieste totalmente.

“Este cambio se está haciendo en el ADN de la humanidad; en sus genes. Nada nuevo se está añadiendo, solo será una sencilla alteración. Se activarán ciertos genes que están presentes.

“Cuando esto ocurra la naturaleza de la humanidad se alterará rápidamente en un corto período de tiempo. Muchos comenzarán a sentir esta diferencia. Ellos comenzarán a considerar el bienestar de los demás, tanto como el suyo. Es difícil para ustedes imaginar las implicaciones de esto. Habrá caos, de un tipo nunca antes experimentado; el caos de un conflicto de naturalezas totalmente inmiscibles. La Generosidad es la llave para su supervivencia en esos tiempos.” [1]

“¿Este cambio a que se parece?”

Dios les ha dado internet como una metáfora. Es una analogía para las condiciones que están llegando, por la forma en que los seres humanos irán hacia la unidad.

“Una ‘internet humana’ se activará; una condición en la cual se sentirá una conexión, un sentimiento unificador de comprensión y de compartir conocimientos. Para muchos ya no será posible mentir. De hecho, mentir será algo sin significado. Muchos sentirán una comprensión directa de las necesidades de los demás, y se moverán para satisfacer esas necesidades. Habrá una reciprocidad de cuidados, algo como lo que se experimenta en las familias, pero particularmente genuino, ‘generoso’.”

En esta comunicación con la entidad creo que no humo malinterpretaciones porque sus palabras y significado se transfirieron ‘muy claramente’. Esta es la muy especial propiedad de esa ‘internet’ de la cual él habló. ‘Ver esta internet en mi mente en ese momento, fue como una sutil web de reflexiones holográficas penetrando en cada célula de mi cuerpo, brillando tenuemente en respuesta a esos con quienes nos estábamos comunicando, como neuronas encendidas en algún juego armonioso las unas con las otras;  cada una como un espejo y ya de alguna forma una parte de las otras.

Él continuó, “La internet de la que hablo es algo que ya está en su lugar. Ya está dentro de su ADN.”

“En relación al trabajo de esta ‘internet’, la forma en que la experimentarán, es fácil de mostrárselas porque la están experimentando en este mismo momento y por lo tanto su comprensión será completa. Es precisamente esta, la forma en que te estás comunicando conmigo, ahora mismo.”

Al hablar vi a dos personas cara a cara con alguna capacidad de servir a la otra, y también de desearlo, sin esperar recompensa. En las energías de este nuevo mundo pude ver mil resoluciones y un casi automático apuro para mejorar las condiciones de cada vida. Cada vacío llenándose, los recursos de la tierra serían para propósitos honestos, dejando algunas cosas para mientras los otros florecen.

No es difícil de imaginar cual sería el trigo y cual la paja. Las viejas palabras bíblicas ‘espadas para arar’ vienen a mi mente.

Pero, al hablar, yo estaba también viendo a nuestro mundo, un vasto y gris supermercado lleno de tonterías de moda, por las cuales todos competimos. Quizás mi próxima pregunta, particularmente tonta, surgió de esa visión:

“¿Qué pasará con los centros comerciales de venta?”

“Estos son parte del mundo tal cual es, pero esta forma de comercio, construida para el interés egoísta, perderá significado, igual que muchas de las vanidades del hombre.”

Recuerdo haber visto una condición de confusión masiva llegando al conducto de los negocios de todo tipo. Mi pregunta surgió de esta visión:

“¿Y que pasará con el dinero y con los bancos?”

“Pasarán y cambiarán de forma. Dios ya lo ha preparado todo para vosotros. Si lo pudieran entender, la  ‘generosidad’ es ya la clave del sistema financiero de Dios: el dinero de Dios.

“Preparados dentro de cada cual, ya que el momento comenzó, están los dones necesarios para vuestros roles en la tierra. Estos dones son para darse; emplearse y desarrollarse para traer riqueza y calidad a la vida de la tierra y sus criaturas. Aunque en su mayor parte estos dones permanecen dentro de ustedes sin descubrir, y muchos pobres e incorrectamente usados.

Cada uno de ustedes nació con una única capacidad, con la cual traen algo que se necesita en el mundo. Lo que la humanidad ha logrado hasta ahora es solo una sombra de las reales posibilidades presentes dentro de ella cuando asuma su verdadero papel.”

“¿Qué significa su ‘verdadero papel’?

“Para entender esto pudiera mirarse en el ejemplo de la selva tropical. A esta isla, Borneo, se le conoce por sus grandes bosques. Estos bosques han tomado tiempo para desarrollarse. Son el hogar de innumerable especies de animales y plantas, Se necesita entender algo al respecto. Cada uno de estos organismos ha sido creado, pero no en la forma que los científicos normalmente creen. Ellos llegarán a entenderlo de forma diferente.

“Los científicos que estudian la formación de las estrellas, del sol y los planetas, y quienes estudian genética pronto entenderán el papel de la ‘Generosidad” en este acto de creación.”

Estaba sintiendo que había una relevancia particular en la constante referencia a ‘generosidad’; una relevancia que se ha atado al ‘gene’ en esa palabra, y para la misteriosa (para mí) ciencia de la genética.

Dentro de la selva tropical es aparente que cada criatura, cada cosa viva ofrece algo de vuelta al sistema de la selva, que suministra o mejora la vida de otros. La totalidad es una red viviente de interdependencia que abarca y se expande en miríada de conexiones; conexiones que penetran profundas en la  misma tierra y éstas llegan más allá: al sol, las estrellas y más allá.

Esto es algo que se puede estudiar y comprender. Lo que no ha sido considerado, pero que pronto comenzará a entenderse, es que el movimiento hacia la tremenda complejidad y belleza que se encuentra en la selva (solo una minúscula parte de la creación) es el resultado del siempre perfeccionándose movimiento de la fuerza de generosidad.

“Considere que la misma naturaleza de un nueva especie es un producto de las necesidades de eso que existe y que responde a una poderosa intensión creativa. La Generosidad es el mecanismo de este intento. Ella actúa con una energía que ustedes llaman ‘amor’; la creativa y sostenedora fuerza del UNO, que ustedes conocen como el benefícienle, el compasivo, y el misericordioso.

“Nuevas cosas, en esencia, van llegando por la palabra de intención del creador, con la energía del amor, y el deseo de satisfacer las necesidades de eso que ya existe, perpetuamente perfeccionándose e incrementándose.

“Su comprensión de la evolución pronto cambiará. Sus propias ciencias comenzarán a indicar la verdad de esta fuerza generadora y su presencia y papel en la creación de cada criatura y en la creación de las estrellas y planetas.

“En la selva todo se intercambia. Cada cual da y toma de los demás. Esta es la verdadera y perfecta economía; y también la economía del universo. La humanidad debe ser parte de esta economía, debe contribuir a ella, refrescándose, perfeccionándose y renovándose. Pero la actual economía de la humanidad está construida alrededor de su vanidad y lujuria, para el poder y la riqueza personal.

“Con estos cambios que están llegando los seres humanos se transformarán, despertarán a su verdadero propósito. Comenzarán cambiar hacia el real servicio de otros y a la creación; a la adoración de la fuente, al Uno; del cual todos somos una parte. Ese es su papel. Cuando las condiciones sean como éstas, será entonces posible que el Reino de Dios venga a la tierra.

“En la forma humana está escrito el todo. Todo lo que ha sido en la tierra hasta este tiempo; la tierra misma, aun esa que está más allá de la tierra se refleja en su naturaleza física y espiritual. La humanidad es como el fruto de un gran árbol; un  árbol que se expande hasta las estrellas del cielo. La humanidad es tanto el reflejo del todo, y, como un agente de Generosidad, una fuente renovadora, su semilla, su prototipo escrito dentro de su forma y naturaleza.”

En contra de esta amorosa imagen de un milagroso universo atado a nuestro más profundo ser, yo estaba viendo el más oscuro mundo que hemos creado en un tipo de mimetismo lisiado, ese del complejo acero y el mundo alimentado por el petróleo en el que vivimos. Dentro de esa visión mis pensamientos descansaron en mi propia dependencia de los viajes aéreos, y de mi romántico amor por las aeronaves.

“¿Qué pasará con los aviones?” “¿Tendremos aviones?”

“Todo esto está en vuestras propias manos, cuando retornen a sus necesidades reales y a su verdadera naturaleza. Si quieren aviones los tendrán. Dentro de la humanidad está la capacidad para generar nuevas maravillas, nuevas tecnologías que ahora no son otra cosa que sueños. Les he dicho de los dones. Estos vienen del Uno. Una vez que entiendan los principios de trabajar para y con cada uno, tal como el creador lo ha planeado, entonces nada de lo que emprendan será imposible y estos dones traerán frutos. Es posible el Cielo en la Tierra.”

Desearía ahora haber sido capaz de preguntar mucho más, tantas preguntas que surgirían después que abandoné ese lugar. Pero la condición se estaba debilitando y esta relativamente insignificante, por no decir inmadura pregunta sobre los aviones, iba a ser la última.

Sentí una disminución del hormigueo y la felicidad. Estaba claramente retornando a mi estado normal y en este punto perdí la conciencia de esa voz, y la visión del vórtex. Comencé a moverme y mi atención regresó por completo a este mundo.

Aunque les dije que había venido por las goteras. Había perdido tan completamente el interés en la condición de mi casa que comencé de inmediato a regresar al carro, esperando mantener la sensación el mayor tiempo posible.

Estaba todavía bañado en el residual confort de esa maravillosa manta de felicidad que me había envuelto durante la experiencia y de saber que me habían dado una sorprendente revelación. Al conducir hacia Palangkaraya, me di cuenta de que la experiencia aún no había terminado. Cualquiera que hubiera sido la condición que había recidido en mí, permitiendo comunicarme con esa entidad, ahora continuaba de forma diferente.

El ‘amor’ que me había envuelto al salir de la experiencia ahora se había transformado en un suave sentimiento de total seguridad, pero ahora me sostenía la sensación misma conteniendo algo que trajo con ella, una maravillosa declaración sobre la naturaleza de esta vida.

En esos momentos no necesité nada más. Estaba envuelto en un confort para el cual la palabra ‘felicidad’ falla totalmente. Yo estaba más allá de la felicidad. Más bien estaba ‘en casa’, aparentemente abrazado por la cálida atención de mi creador. ¿Qué mayor seguridad puedo esperar?

En algún lugar de cada uno de nosotros hay una sensación de este sentimiento de ‘en casa’. Su imagen más inmediata para la mente occidental se encuentra en el calor de la chimenea, nuestro ser niño, acunado en los brazos de la madre al final del ocupado día, y en la cerrada fría y oscura noche, el murmullo de un soñoliento cuento, el crepitar del fuego.

Esto me trajo a una nueva conciencia de mi propia condición en esta vida. La frase ‘la verdad te hará libre” parece que lo encierra perfectamente.

 ‘La Verdad te hará libre’.

Como me dije en mi ensueño, lo estaba haciendo en reacción a una nueva comprensión sobre la condición de la humanidad que me estaba invadiendo con fuerza en esos momentos. La ‘verdad’ mencionada en esta frase no era algo externo, descubrible, o finalmente alguna claridad científica o espiritual reducida. Era nada más y nada menos que el simple estado de mi propio ser en cualquier momento sin el miedo a la muerte. Y fue este sentimiento de felicidad y amor penetrante que hizo esta magia e mí, que me liberó, al menos durante esos momentos, de ese miedo.

“¡No es lo que está mal en el mundo!” pensé, “¡Es lo que está mal en mí!”

La verdad es sobre mí. Sobre nosotros. Es sobre qué y quienes somos realmente; nuestras perdidas conexiones con todo lo que está sobre nosotros conectadas de repente, de repente haciéndonos parte de una vida mayor que siempre se ha estado moviendo sin ser vista dentro y a nuestro alrededor, exponiéndonos a las mentiras y a las decepciones, a los miedos que nos mueven; también exponiéndonos al amor y al placer, al aliento que sostiene, que siempre ha estado tan cerca como nuestro propio corazón.

Si en ese momento estamos por inundarnos con la verdad de nuestra condición y si estamos abiertos y receptivos, vi que esta sería una travesía fuera de la prisión de mentiras sobre nosotros mismos; un despertar en un nuevo mundo de libertad que no podemos comenzar a imaginar.

Siento que esto sucedería

En ese Día.

Copyright: © Alliance for Transformation

339 Jones Street

Broken Hill, New South Wales, 2880

Australia

Autor contactar: imronc@hotmail.com

 

Extracto de una reseña por Emmanuel Elliot

Imron visitó por vez primera Kalimantán en 1991, desviándose de una visita turística a Bali con objeto de ayudar a un amigo entregándole un gran paquete de muy necesitadas medicinas de receta destinadas a la gente indígena Dayak. Poco sabía que esta oportunidad de diversión cambiaría dramáticamente su vida, culminando ahora en este inspirador y apasionante relato de experiencia espiritual y verdadera aventura, digna de un historia de Kipling (Nota del traductor: Se refiere a una sección que aparecía en muchos periódicos titulada “créalo o no”)

A lo largo del libro el autor nos invita a una visión erudita y eminentemente leible de la brumosa demarcación entre el campo de la espiritualidad y ese de la más nueva ciencia, concluyendo, mi afirmación, desde el mensaje, es que la ‘Verdad’ será revelada pronto a cada uno y a todos nosotros, en una escala y en una forma que no podemos imaginar.

En mi humilde opinión, el poder y la belleza del mensaje de este libro no pueden ser exagerados. Creo que está dirigido a todo el mundo. La impresión está disponible desde Amazom.com por USD10, mientras que el libro-e puede descargarse desde Lulu.com por solo GBP 2,93. El libro-e estará pronto disponible para usuarios Kindle al mismo precio.